martes, 2 de octubre de 2007

El inicio de la obra más sublime de occidente...

Queridos lectores, esta mañana estoy Bachizado, por culpa de los ejercicios de armonia, que he hecho ésta mañana. Así que me he auto-obligado a escuchar el inicio de la obra más sublime que se ha escrito en occidente...

Dejemos que la música y Bach hablen por si mismos, en estas tres versiones.

Hace 40 años en Alemania:



Hoy en día, 2007 en Japón:



Y por último, Bach a la inglesa...

2 comentarios:

ximo dijo...

Nadie me ha pedido que escoja entre las tres, pero yo he decidido que será la inglesa, a pesar de las velocidades. Si quieres hacerme llorar de felicidad, dame la de Harnoncourt 2001.
Gracias por hacer ejercicios de armonía que han provocado esto.

Barbebleue dijo...

Efectivamente, Arsace, la más celestial de las músicas; todavía insuperada.
También me quedo con la versión inglesa como mal menor. Leonhardt nunca me ha convencido como director, y la toma japonesa adolece de hondura y monumentalidad.