miércoles, 26 de diciembre de 2007

Si hubiera de esto en las iglesias...

yo iría mucho más por allí. Imaginaos esta música mezclada con la luz de una vidriera y el fuerte aroma a incienso. Parafraseando a mi querido Sharpless, hasta podría resultar hasta erótico. Así normal que en el barroco hubiese tantísimos extasis místicos...



Y ahora decidme, que preferis, esto y la estética contrarreformista o los guitarreros y un cura progre?

Yo lo tengo muy claro, y vosotros?

5 comentarios:

ximo dijo...

En la sala de conciertos esto y en la iglesia, un cura progre, aunque no tenga guitarreros.
Saludos

Nina dijo...

Uffffff, esto debe estar en los dos sitios, en las iglesias y en los conciertos y debe escucharlo todo el mundo. Es maravilloso (yo ya he sufrido bastantes guitarreros en el colegio, aunque desde luego no teníamos cura progre...jaja, era todo lo contrario )

Arsace dijo...

Es que esto es lo SUBLIME hecho música. Joe como canta PJ, es que, es que parece un ángel del cielo...

De mayor yo quiero hacer eso, juas, juas, juas...

Arsace dijo...

Por cierto en la cuestión iglesia, a mi me pasa igual que a PPP (Pier Paolo Pasolini) y me lleva a pensar en la estética antes que en nada. Por eso creo que un Nissi Dominus cantado como se tiene que cantar vale más que todos los curas, misas, libros de teologías y oficios del mundo...

Barbebleue dijo...

Prefiero la estética del Khajuraho.