martes, 13 de noviembre de 2007

Hoy toca un Happy End...

Queridos lectores hoy os traigo una obra que se la debía a mi amigo Luis, Happy End de Kurt Weill y Bert Brecht.

Happy End fue escrita y estrenada en 1929, la música fue compuesta –como en muchas otras ocasiones- por Kurt Weill, como ya habia dicho. Ya en ese tiempo la pareja Brecht-Weill contaba con una gran reputación: el primero como el afamadísimo representante del realismo social, y el segundo como el gran compositor modernista por excelencia.

El argumento es muy sencillo, de hecho, no del todo original, pues, tanto Bernard Shaw como Upton Sinclair –a quienes Brecht admiraba- habían escrito obras muy similares, en las que seguramente está inspirada la trama de Happy End:

Chicago, 1920. Un grupo de criminales es abordado por el "Ejército de Salvación". La teniente Lilian Holiday –también llamada “Aleluya Lil”- intenta reformar a Bill Cracker, líder de una peligrosa banda de gansters, sin embargo, mientras sus esfuerzos empiezan a dar frutos, ella es expulsada del Ejército de Salvación por considerar su conducta indecorosa, aún, siendo la evangelista más popular de la organización. Los criminales, tras un robo en la víspera de Navidad, deciden unirse al Ejército de Salvación al percatarse del contundente enamoramiento entre Bill y Lilian, así, resuelven abrir un nuevo cuartel para salvar las almas de los capitalistas.

Sin duda, el encanto de la obra no radica totalmente en la construcción de su argumento, son otros muchos componentes los que contribuyen a esa atracción que siempre se dan en estas joyitas entartete sobre el espectador: 13 composiciones musicales debidamente insertadas entre las escenas; elementos metateatrales, es decir, juegos teatrales –tan propios de Bertolt Brecht- dentro de las escenas, que hacen que los actores desarrollen múltiples roles dentro de sus personajes; y la carga de una ingeniosa crítica al capitalismo que culmina con el himno final -Hosanna Rockefeller-, tema que resume una visión europea de la sociedad estadounidense y parodia, a la vez, su resolución vital en torno a los finales felices hollywoodenses. Es lo que tiene: UN FINAL FELIZ

Happy End
Kurt Weill/Bert Brecht

Bill Cracker
Walter Raffeiner

Sam Worlitzer
Matthew Kimbrough

Hanibal Jackson
Walter Raffeiner

Lilian Holiday
Gabriele Ramm

Lady in Grey
Karin Ploog

König Ensemble
Jan Latham König (1990)

http://rapidshare.com/files/69410739/Happy_End-_Kurt_Weill.rar.html

A disfrutarlo y ya me contareis, a ver si hoy teneis en el día un HAPPY END!!!!

2 comentarios:

Luis Felip dijo...

¡Hosaaannaaaa, Rokefeller! He ido directo al gran final. Ahora lo pongo entero. Un saludo, viejo.

Arsace dijo...

Jajajaja, me alegro que te haya gustado... Pillate también Mahagonny que está en el blog. Haz click en la etiqueta Weill que te aparecerá. Nada a disfrutarla!!!!