domingo, 19 de julio de 2009

Una opereta con pilotos de caza y bellas espias...

Queridos lectores, hoy cambiamos de aires, adios trascendentalismos, y bienvenidas obritas ligeras olvidadas. Si ayer os proponía música de los ’30 alemanes, hoy nos vamos a ir hasta el Théâtre de la Gaîté-Lyrique de Paris, para escuchar una de las operetas más importantes de Henri Bourtayre y Jacques-Henry Rys, protagonizada por Luis Mariano. Chevalier du ciel se estrenó el jueves 6 de Octubre de 1955 y cerraría cartel en Diciembre de 1956 con más de 400 representaciones.



Esta fue la primera opereta que Mariano, haría sin Francis López. Así se enfrentaba a un rol más contemporaneo de los que veía cantando hasta entonces, mucho más cercano a las comedias musicales, de estilo americano, el estilo Broadway. De hecho la sinopsis, con espias, aviones y un claro contexto de la guerra fria, es un guiño no solo a la producción americana del momento, sino al cine y a la literatura popular. La idea surgió de Bourtayre, que se la comentó a la directora del teatro Germaine Roger, quien en seguida se puso en negociaciones con Luis Mariano, quien aceptó el papel de Jean-Lous d’Ascain. La crítica ensalzó a la opereta, especialmente a Mariano, de quien dijo que estaba radiante con el uniforme de teniente de navio de la Armada francesa. El resto de papeles principales se les asignó a las sopranos Claudine Céréda y Lucie Dolène. La dirección musical correspondió a Maurice Darnell y la puesta en escena a Jacques-Henri Duval.

Hay que señalar especialmente en lo musical, el tema de la opereta Chevalier du Ciel, y la maravillosa y rítimica canción Seul. En lo melancólico, la canción de desesperanza a ritmo de slowfox Mon bonheur s'est enfui. Los duos de d' Ascain y Marilyn están llenos de ritmos picantes con aires jazzisticos, mientras que con Anne-Marie coge una gama mucho más romántica, señalaremos La Valse de l'amour, de una galantería quasi vienesa . Un palace, que canta Marylin, es un slowfox, que torna en un vals, para seducir. Y no nos podemos ir sin el maravilloso Prière païenne, lleno de ritmos sudamericanos, casi para terminar la opereta, porque esta ha de terminar con Sans ton amour, una romanza llena de lirismo en la mejor tradición operetística. En resumen una partitura exquisita de Henri Bourtayre et Jacques-Henry Rys.

Os contaré levemente la acción de la obra. El telón se levanta, y nos muestra una panorámica del puerto de Toulon. Un gigantesco portaaviones “Le Valeureux” acaba de abandonar el puerto para ir a una misión en el Pacífico. A bordo del portaaviones el teniente Jean-Louis d'Ascain, piloto de caza, es el reponsable de un nuevo prototipo cuyos planos secretos son objetivos para agencias de espionaje de todo el mundo.

"Le Valereux" llega a Tahití y el teniente Ascain conoce a una hermosa y rica americana, Marilyn Van Loo. La bella joven es inmediatamente seducida por el teniente. Aparentemente hay amor entre ellos, pero en realidad la hermosa Marilyn es una agente de una red de espionaje, que quiere los planos de Ascain. Los militares deberán regresar a la base francesa de Brest, pero la bella y misteriosa americana seguirá el teniente y a su prototipo.

Tras su llegada a Bretaña, el avion de Jean-Louis d'Ascain en un entrenamiento de vuelo se incendia. Arriesgando su vida, una joven pastora, Anne-Marie, que vio caer el avión, logró salvar del fuego al joven piloto, cosa que el conoce después en el hospital militar de Brest. Entre la chica y el teniente nace una fuerte pasión. Pero el porta-aviones tiene orden de partir hacía una misión importante, y Ascain, debe dejar a Anne-Marie. Ella promete escribirle.

"Le Valereux" llega a Fort-de-France (Martinica). Marilyne que teme que se le escape Ascain, intercepta una carta de amor de Anne-Marie y la sustituye por una carta de ruptura. Después de muchas vicisitudes, d’ Ascain y sus amigos se reúnen en la selva de Guyana, donde son atacados por un comando mandado por la red de espionaje de Marilyn. Pero consiguen vencerlos. La suerte una vez más está al favor de “Le Chevalier du Cieux”. Ascain descubre la doble traición de la misteriosa Marilyn. Y al final el teniente se reencuentra con Anne-Marie, con quien será feliz a partir de ahora.

Los datos de la grabación –transferida desde un antiguo vinilo de mi abuelo, esta tarde que estaba aburrido- son los siguientes:



CHEVALIER DU CIEL
Opérette à grand spectacle en 2 actes et 24 tableaux

Livret et lyrics : Paul Colline
Musique : Henri Bourtayre et Jacques-Henry Rys
Orchestre : Maurice Darnell
Mise en scène : Jacques-Henri Duval
Décors et costumes : Mick Bernard
Chorégraphie : Mary-Jo Weldon
Ballets : Ballet de la Gaîté-Lyrique

CAST
Claudine Céréda ( Marilyn Van Loo )
Lucie Dolène ( Anne-Marie )
Luis Mariano ( Jean-Louis d'Ascain )
Francis Blanche ( Panette )
Jean-Paul Thomas ( Dulure )
René Novan ( Georghiu Papescu )


LP TRANSFER (1955)


PISTAS

01« Les Chevaliers du ciel ( J.L. d'Ascain )
02« Seul » ( J.L. d'Ascain )
03« Mes Paradis » ( J.L. d' Ascain )
04« Et tout » ( duo Marilyn et J.L. d'Ascain )
05« Et voilà le résultat » ( Trio Marilyn, J.L. d'Ascain et René Aranda )
06« Chanson des infirmières » (J.L. d'Ascain et Choeur )
07« Valse des amours » ( J.L. d'Ascain )
08« Mon bonheur s'est enfui » ( J.L. d'Ascain )
09« Un Palace » ( Marilyne )
10« Prière païenne ( J.L. d'Ascain )
11« Sans ton amour » ( J.L. d'Ascain )

Espero que los disfruteis, y ya me direis que os parece, esta pequeña joyita de los ‘50. Ay que nostalgico –sin causa- me pongo con estos post, jajajaja, si es que esta música me puede tantísimo. Y mañana no se si será serio o no el post, pero os prometo, que estaré por aquí…

3 comentarios:

Leo dijo...

Me encantó siempre la voz de Luis Mariano...¡Gracias Arsace!¡Besos!
:)

Nina dijo...

Jo, esto no me lo pierdo, gracias. El argumento es digno de una película de los 50. Ponemos a Cary Grant como D'Ascain, a la Gadner como Marylin y a Joan Fontaine (por ejemplo) como Anne-Marie, y, hala, ¡arriba Hollywood!
Lo dicho, gracias.

Arsace dijo...

Jejejeje, es que ahí es donde está la gracia, sabeis???

En eso, en el argumento y en una música totalmente deliciosa. Ay... Si es que lo que digo, que es escuchar esto y me pongo hiper nostálgico y no se por qué, jajajaja..

Gracias a las dos!!! Y prometo más de Luis Mariano!